Una historia sin animales

Un blog de Alex Oller Guinot

… como espectador, por supuesto.
.
.
.
La verdad es que hace unos días nos planteamos inscribirnos, no para correrla (yo ya me canso si corro para coger el autobús) pero sí para vivir el ambiente desde dentro, pero debido a la gran demanda que hay, para participar debes inscribirte en un sorteo meses antes y esperar ser elegido. Además, si tienes suerte en el sorteo la inscripción es de unos 250$ para los extranjeros, así que ya os digo yo que aunque no hubiera existido el sorteo, dos que yo sé no se hubieran inscrito. A este pobre chico le dieron la factura mientras corría...
.
.
.
Así que unas horas después de la noche de Halloween y aún con algún centilitro de vino en la sangre, fuimos a ver la maratón de Nueva York, posiblemente la más emblemática y famosa de todo el mundo.
.
.
.
La maratón de NYC tiene una distancia de 42.195 metros (que curiosamente coincide con la de otras maratones que se celebran por el mundo) y recorre la ciudad por sus cinco distritos, saliendo de Staten Island, pasando por Brooklyn, Queens y el Bronx, para finalizar en Manhattan (como no, en Central Park). En la edición de este año participaron unos 44.000 corredores, aunque otros 56.000 se quedaron fuera en la ya comentada “lotería”.
.
.
.
.
.
Hay muchos lugares emblemáticos de la ciudad para ver pasar a los maratonianos, pero finalmente optamos por caminar cinco minutillos por nuestra misma calle (la 123) dirección Este hasta la Marcus Garvey Square por donde pasaba la carrera.
.
.
.
Lo que hace realmente especial a la maratón de NYC es su ambiente que te cautiva y llega a emocionarte hasta el punto de tener que contener las lágrimas (bueno, Nieves no pudo). A lo largo del recorrido hay carpas con grupos de música que animan a corredores y público…
.
.
.
.
y éste público vive y disfruta la fiesta animando a los participantes (no es para menos)…
.
.
.
.
.
.
.
.
.
(este hombre repartía naranjas a los corredores)
.
.
.
a su vez, los corredores responden a ese apoyo de múltiples maneras: levantando el pulgar...
.
.
.
chocando las manos…
.
.
.
o simplemente repartiendo besos...
.
.
.
En la maratón de NYC además de los típicos policías neoyorkinos…
.
.
.
.
… puedes encontrar a gente de todos los países…
.
.
.
.
.
.
.
de todas las razas…
.
.
.
de todas las edades…
.
.
.
.
.
de todos los sexos…
.
.
.
.
con y sin discapacidades…
.
.
.
.
con o sin camiseta...
.
.
.
con o sin gusto para vestir…
.
.
.
.
.
puedes encontrar hasta animales...
.
.
.
pero lo que es seguro que siempre encontrarás es a gente que ha “empalmado” de la noche anterior y corre de esta guisa…
.
.
.
.
.
.
.
.
En fin, tras ver el ambiente que hay, quien sabe si algún año lo intentaremos.
.

6 comentarios:

Eneko dijo...

Curiosamente 42km, no sé por qué será jajaja

Luz dijo...

jajajaja, ¡como me he reido con esta entrada! ¡es genial! El que más me gusta el del gorro naranja, aunque me pregunto...¿realmente le habrá financiado ING? (te habrás fijado en la placa...)

PEDIATRA dijo...

Esto solo es un entrenamiento, en la carrera de verdad es donde correis vosotros ¡¿verdad?

Alex dijo...

Luz - Pues no me fijé mucho, tan sólo pensé ¿¿¿ya ha llegado la primavera???

Pediatra - Sí, en la carrera de la vida (ala, que filosófico me ha quedado :-D )

Sandra dijo...

Diooooooooooos!! 42km?? estamos locos?? si al final regalaran algo aún...pero correr por correr... si no me crees que te cuente Nieves cómo hicimos la familia al completo la Cursa del Corte Inglés... jijijijijijii!!

Eusebio dijo...

Pues si te ha gustado ese ambiente, te recomiendo el de París (yo lo he corrido) y la fiesta es TOTAL, más de 80 atracciones a lo largo del recorrido, incluso te ofrecen ostras, vino de Burdeos, queso, y además Paris, oh la la

Publicar un comentario