Una historia sin animales

Un blog de Alex Oller Guinot

7 mar. 2010

Ayer cenamos con vino

(desde Dahab, península del Sinaí)
.
La segunda botella desde que llegamos a Egipto, hace ya un mes.
.
Este hecho no tendría mayor importancia si no fuera porque ayer fue el tercer aniversario de la muerte de mi madre. De esta forma quisimos homenajear la memoria de quien me lo dio todo durante 38 años de su vida.
.
Hace ya más de cinco años que decidí emprender esta aventura y ese momento, que a veces parece muy cercano y otras muy lejano, condicionará el resto de mi vida y de la de Nieves. Sólo espero que el día que yo no esté me recordéis de la misma forma, con una copa de vino en la mano, con una sonrisa en los labios y pensando que si morimos es porque antes hemos tenido la oportunidad de vivir.
.
Un abrazo a todos.
.
(P.D.) Aunque puestos a elegir, prefiero ser yo el que os recuerde :-)
.

2 comentarios:

Tomahawk dijo...

bonitas palabras Cacer...
pero tio, que todavía te quedan muchas botellas por abrir! me alegro q sigas vivo :-)

Alex dijo...

Gracias Charles !!!

Publicar un comentario